Las creencias: las murallas de papel

Hace años que diversos terapeutas y hombres de conocimiento nos vienen diciendo sobre la importancia de transfigurar nuestra visión de la vida. Desde tiempos inmemorables , estos hombres y mujeres han quebrado todas las concepciones de lo posible. Todos nos han enseñado que vivimos en una ilusión. Hoy, con toda las visiones de la cuántica y post cuántica, muchos científicos están llegando a la conclusión que incluso viviríamos en una especie de holograma o simulación virtual creado por un super computador cuántico que funciona hace mucho tiempo. La simulación parece y se siente real, y depende de lo que” creemos” qué es la realidad. Nuestras creencias determinan la realidad de esa simulación.

Así como los computadores actuales utilizan el bit como medida básica de información, este enorme computador universal utiliza átomos y partículas sub atómicas o quantums, para crear el enorme y vasto programa llamado Realidad. Nuestro sistema operativo es nuestra Consciencia o grado de consciencia desde la cual operamos esta transacción con el mundo. El programa entonces que modifica la percepción y a la vez crea la realidad son nuestras Creencias.

Creer es crear. En un Universo Cuántico el secreto consiste en conocer profundamente la mecánica de la manifestación consciente. En sus secretos podemos ver que las “pautas” por la cual se crea la realidad son “fractalidades”. Estas son pautas dentro de pautas, es la visión de la “Geometría Fractal” que describe la construcción de la Naturaleza formada por piezas simples que al reiterarse, crean las enormes complejidades de sus diversas estructuras. Así como las formas de las plantas, montañas y nubes, nuestras pautas de comportamientos, reacciones emocionales, hábitos y pensamientos , también son pautas y crean reiteraciones en nuestra vida. En la profundidad del inconsciente viven estas pautas reiterativas, sembradas en nuestra conciencia desde los antepasados, la educación e incluso desde antiguas fuentes transpersonales. No somos seres originales. Reiteramos pautas pre programadas. Aunque nos llenamos de deseos y pensamientos positivos, nuestros inconscientes pre programados crean una y otra vez nuestras creencias y estas se reflejan en nuestras realidades.

La última frontera es transformarnos en “Diseñadores de Vida”. Seres que conocen la mecánica de la manifestación consciente. Seres capaces de romper las fronteras de lo posible y así transitar en la sanación total con nosotros mismos y nuestros semejantes.

Manifestamos realidades desde dos fuentes:
Desde lo que somos en un determinado momento, esto es desde nuestra “vibración” (emociones, pensamientos, palabras, fisiología); y desde lo que creemos (nuestro sistema de creencias que definen lo real y lo posible). La clave para crear la vida que queremos es hacernos conscientes de nuestra vibración, auto observándonos. Y hacernos conscientes de lo que “creemos”, en todos los niveles de nuestra mente.

Conocer y aplicar las leyes fundamentales de esta realidad virtual llamada Universo es imperativo. Conocer la ley de resonancia, la ley de fractalidad, la ley de manifestación son algunas de las herramientas más poderosas para transformarnos de una vez en lo que somos, Dioses Creativos.

Juan Pablo Uribe
Director Escuela BioSíntesis